ManWinWin Software

Guía de los Indicadores clave de mantenimiento

Descubra las métricas esenciales para optimizar el rendimiento del mantenimiento. Aprenda cómo los KPI de mantenimiento impulsan la eficiencia, la fiabilidad y la rentabilidad de sus operaciones. Explore ahora nuestra completa guía.

Los KPI de GMAO son indicadores esenciales de los sistemas de gestión del mantenimiento, que proporcionan información sobre el rendimiento y la eficiencia. Desde el seguimiento de los tiempos de inactividad hasta la medición de la fiabilidad de los activos, estos KPI permiten tomar decisiones basadas en datos, lo que se traduce en una mejora de la productividad y una reducción de los costes.

Maintenance Key Performance Indicators (KPIs)

Introducción

Mantener los equipos y activos al máximo rendimiento es fundamental para garantizar procesos de producción fluidos y minimizar los tiempos de inactividad. Sin embargo, lograr una eficiencia óptima en el mantenimiento requiere algo más que revisiones periódicas; requiere un enfoque estratégico respaldado por información medible. Aquí es donde entran en juego los indicadores clave de rendimiento (KPI) del mantenimiento. Al cuantificar diversos aspectos de las actividades de mantenimiento, desde la fiabilidad de los equipos hasta la rentabilidad, los KPI ofrecen valiosas métricas que permiten a las organizaciones evaluar el rendimiento, identificar áreas de mejora e impulsar la excelencia operativa.

Comprender la importancia de los KPI de mantenimiento es esencial para las empresas que desean mejorar sus prácticas de mantenimiento y maximizar la utilización de los activos. A través de esta completa guía, revelaremos los conceptos fundamentales de los KPI de mantenimiento, exploraremos las métricas críticas que definen el éxito del mantenimiento y proporcionaremos ideas prácticas sobre cómo aprovechar estos indicadores para optimizar las operaciones de mantenimiento. Tanto si es un gestor de mantenimiento que se esfuerza por racionalizar los procesos como si es un líder empresarial que busca aumentar la eficiencia general.

1. Definición e importancia – el enfoque SMART

Los Indicadores Clave de Rendimiento de Mantenimiento (KPIs) sirven como métricas cuantificables utilizadas para evaluar la eficacia y eficiencia de las actividades de mantenimiento dentro de una organización. En el contexto de la gestión del mantenimiento, los KPI proporcionan información crucial sobre diversos aspectos del rendimiento de los activos, la utilización de los recursos y la salud operativa general. Estas métricas suelen definirse en función de metas y objetivos organizativos específicos, adaptados para medir aspectos críticos como la fiabilidad de los equipos, la reducción del tiempo de inactividad, el control de costes y el cumplimiento de la normativa.

El método SMART para la medición eficaz del rendimiento

El método SMART para los KPI significa específico, medible, alcanzable, relevante y sujeto a plazos. Este enfoque garantiza que los KPI estén bien definidos y alineados con los objetivos de la organización. He aquí un breve resumen:

Specific (Específicos): Los KPI deben ser claros y específicos, definiendo exactamente qué se está midiendo y por qué es importante.

Measurable (Mensurables): Los KPI deben ser cuantificables, permitiendo una medición objetiva del rendimiento. Esto permite seguir el progreso y evaluar el éxito.

Achievable (Alcanzables): Los KPI deben ser realistas y alcanzables dentro de los recursos y limitaciones dados. Establecer objetivos alcanzables fomenta la motivación y la responsabilidad.

Relevant (Pertinentes): Los KPI deben ser relevantes para los objetivos y prioridades estratégicas de la organización. Deben contribuir directamente al éxito general y proporcionar información significativa.

Time-bound (Limitados en el tiempo): Los KPI deben tener un marco temporal definido o una fecha límite para su consecución. Esto ayuda a crear una sensación de urgencia y proporciona un objetivo claro para la evaluación.

Aplicando los criterios SMART, las organizaciones pueden desarrollar KPI bien definidos, procesables y conducentes a la mejora del rendimiento y a la consecución de los objetivos estratégicos.

 

ManWinWin es el resultado de más de 40 años de experiencia y conocimientos técnicos

Con miles de usuarios en más de 120 países de todo el mundo. Creado por ingenieros portugueses, se desarrolló a partir de implantaciones y escuchando a miles de clientes de todo el mundo que utilizan el sistema, sus luchas diarias, sus necesidades y deseos.

Empiece hoy mismo un nuevo capítulo en su gestión del mantenimiento

Hemos ayudado a empresas de todo el mundo a mejorar su mantenimiento

Reconocido

By Gartner Group 

Socio de Microsoft

Application Development

Clientes

Países

Idiomas

Socios

Christian Schilling

ManWinWin Software desafió activamente nuestra forma de pensar y nos guió para centrarnos en lo que era más importante, es decir, en lo que realmente necesitábamos.

Project Manager
INIT Dubai FZE

2. Tipos de KPI de mantenimiento

Este tema explora varias categorías de KPI de mantenimiento, como KPI de fiabilidad (por ejemplo, MTBF, MTTR), KPI de rendimiento (por ejemplo, OEE, utilización de equipos), KPI relacionados con los costes (por ejemplo, coste de mantenimiento como porcentaje del valor del activo) y KPI de cumplimiento (por ejemplo, porcentaje de mantenimiento planificado).

KPI de fiabilidad

Tiempo medio entre fallos (MTBF):
El MTBF calcula el tiempo medio transcurrido entre fallos consecutivos de un equipo.
Fórmula: MTBF = Tiempo total de funcionamiento / Número de fallos
Ejemplo: Si una máquina funciona durante 10.000 horas y experimenta 5 fallos, el MTBF sería 10.000 horas / 5 fallos = 2.000 horas.

Tiempo medio de reparación (MTTR):
El MTTR mide el tiempo medio necesario para reparar el equipo después de un fallo.
Fórmula: MTTR = Tiempo total de inactividad debido a reparaciones / Número de fallos
Ejemplo: Si el tiempo total de inactividad debido a reparaciones durante un mes es de 50 horas, y hubo 10 fallos, el MTTR sería 50 horas / 10 fallos = 5 horas.

Indicadores clave de rendimiento

Eficacia global de los equipos (OEE):
La OEE cuantifica la eficiencia de los equipos teniendo en cuenta la disponibilidad, el rendimiento y la calidad.
Fórmula: OEE = Disponibilidad × Rendimiento × Calidad
Ejemplo: Si la disponibilidad es del 80%, el rendimiento es del 90% y la calidad es del 95%, entonces OEE = 0,80 × 0,90 × 0,95 = 0,684, o 68,4%.

Utilización del equipo:
La utilización del equipo mide el porcentaje de tiempo que el equipo se utiliza activamente para la producción.
Fórmula: Utilización del equipo = (Tiempo real de producción / Tiempo total disponible) × 100
Ejemplo: Si una máquina funciona durante 1.200 horas de un total de 1.500 horas disponibles, la utilización del equipo sería (1.200 horas / 1.500 horas) × 100 = 80%.

Indicadores clave de rendimiento relacionados con los costes

Coste de mantenimiento como porcentaje del valor de los activos:
Este KPI compara los costes totales de mantenimiento incurridos con el valor total de los activos objeto de mantenimiento.
Fórmula: Coste de mantenimiento como porcentaje del valor de los activos = (Costes totales de mantenimiento / Valor total de los activos) × 100
Ejemplo: Si los costes totales de mantenimiento de un año ascienden a 50.000 $, y el valor total de los activos es de 1.000.000 $, entonces el Coste de Mantenimiento como Porcentaje del Valor de los Activos sería (50.000 $ / 1.000.000 $) × 100 = 5%.

KPI de cumplimiento

Porcentaje de mantenimiento planificado:
Este KPI mide la proporción de actividades de mantenimiento planificadas o programadas con antelación.
Fórmula: Porcentaje de mantenimiento planificado = (horas de mantenimiento planificadas / horas de mantenimiento totales) × 100
Ejemplo: Si de 100 horas de mantenimiento, 80 horas se planificaron con antelación, entonces el Porcentaje de Mantenimiento Planificado sería (80 horas / 100 horas) × 100 = 80%.

 

Bienvenido al software ManWinWin

Experimente la gestión del mantenimiento simplificada. Nuestro software flexible y fácil de implementar se desarrolló pensando en usted y sus desafíos, proporcionando una plataforma centralizada para administrar equipos, órdenes de trabajo, repuestos, costos y personas.

Optimice sus procesos de mantenimiento y aumente la eficiencia con ManWinWin.

 

3. Medición y cálculo

La medición y el cálculo de los KPI de mantenimiento implican varios pasos clave, como la identificación de las fuentes de datos pertinentes, la aplicación de fórmulas o metodologías adecuadas, la determinación de la frecuencia de medición y la garantía de prácticas precisas de recopilación de datos.

En primer lugar, las organizaciones deben identificar y recopilar los datos pertinentes de diversas fuentes, como registros de mantenimiento, sistemas de supervisión de equipos, software de gestión de órdenes de trabajo y otras bases de datos operativas. Estos datos suelen incluir información sobre el tiempo de actividad de los equipos, el tiempo de inactividad, las actividades de mantenimiento, los tiempos de reparación, los costes y las métricas de rendimiento.

Una vez recopilados los datos, las organizaciones aplican fórmulas o metodologías específicas para calcular los KPI deseados. Por ejemplo, ya se han descrito fórmulas para KPI como MTBF, MTTR, OEE y utilización de equipos. Estas fórmulas se aplican utilizando los datos pertinentes recopilados para obtener información significativa sobre el rendimiento del mantenimiento.

La frecuencia de medición depende del KPI específico y de los requisitos de la organización. Algunos KPI, como la OEE o la utilización de equipos, pueden medirse continuamente en tiempo real, mientras que otros, como el MTBF o el MTTR, pueden calcularse en intervalos de tiempo específicos, como semanales, mensuales o trimestrales.

La recopilación de datos precisos es primordial para una medición y un análisis fiables de los KPI. Las organizaciones deben implementar procesos y sistemas sólidos de recopilación de datos para garantizar la integridad, coherencia y exhaustividad de los datos. Esto puede implicar la estandarización de los procedimientos de recopilación de datos, la formación del personal en los protocolos de introducción de datos y el aprovechamiento de las tecnologías de captura de datos automatizada.

Además, el uso de sistemas y herramientas de software para la supervisión y el análisis de los KPI puede mejorar significativamente la eficiencia y la eficacia de las prácticas de gestión del mantenimiento. Las soluciones avanzadas de software de gestión del mantenimiento ofrecen funciones de agregación de datos, visualización, análisis de tendencias y análisis predictivo, lo que permite a las organizaciones obtener una visión más profunda del rendimiento del mantenimiento, identificar oportunidades de mejora y tomar decisiones informadas para optimizar las operaciones.

En resumen, la medición y el cálculo de los KPI de mantenimiento requieren una cuidadosa atención a las prácticas de recopilación de datos, la aplicación de fórmulas o metodologías adecuadas, la determinación de la frecuencia de medición y la utilización de sistemas de software para la supervisión y el análisis de los KPI. Mediante la aplicación de procesos de medición sólidos y el aprovechamiento de soluciones basadas en la tecnología, las organizaciones pueden evaluar eficazmente el rendimiento del mantenimiento, impulsar la mejora continua y alcanzar sus objetivos operativos.

Vea o reserve una demostración

Mire una demostración grabada o conozca ManWinWin guiado por uno de nuestros expertos.

Usa la versión gratuita de ManWinWin

Software de gestión de mantenimiento industrial gratuito para siempre hasta 100 activos.

4. Interpretación y análisis

La interpretación y el análisis de los KPI de mantenimiento son cruciales para obtener información procesable, identificar tendencias y tomar decisiones informadas para optimizar las operaciones de mantenimiento. He aquí los pasos y técnicas clave para una interpretación y análisis eficaces de los KPI de mantenimiento:

Comprender los umbrales de los KPI: Comience por establecer puntos de referencia o umbrales para cada KPI de mantenimiento basado en estándares de la industria, rendimiento histórico u objetivos de la organización. Estos puntos de referencia sirven para evaluar el rendimiento e identificar desviaciones que puedan indicar áreas que requieren atención.

Análisis comparativo: Compare los valores actuales de los KPI con los datos históricos para identificar tendencias y patrones a lo largo del tiempo. Busque cualquier desviación o fluctuación significativa en los KPI e investigue las causas subyacentes. Además, compare los KPI con los de otros sectores o con las mejores prácticas para calibrar el rendimiento en relación con los competidores o con los mejores del sector.

Análisis de causas: Al interpretar los resultados de los KPI, realice un análisis de las causas subyacentes para identificar los factores que contribuyen a los resultados. Investigue las posibles causas de las deficiencias o desviaciones de rendimiento, como fallos de los equipos, retrasos en el mantenimiento, limitaciones de recursos o ineficiencias de procedimiento.

Identificación de oportunidades de mejora: Utilizar el análisis de KPI para señalar áreas específicas de mejora dentro de los procesos de mantenimiento o las prácticas de gestión de activos. Concéntrese en abordar las causas fundamentales identificadas durante el análisis y en aplicar intervenciones específicas para mejorar el rendimiento y la eficiencia.

Iniciativas de mejora continua: Aprovechar los conocimientos de los KPI para impulsar iniciativas de mejora continua dentro de la organización. Desarrollar planes de acción y proyectos de mejora del rendimiento basados en las oportunidades identificadas y priorizar las iniciativas en función de su impacto potencial en los KPI clave de mantenimiento.

Ciclo de retroalimentación: Establecer un bucle de retroalimentación para supervisar la eficacia de las iniciativas de mejora y realizar un seguimiento del progreso hacia los objetivos de los KPI. Evaluar continuamente el impacto de las intervenciones en el rendimiento del mantenimiento y ajustar las estrategias según sea necesario para lograr los resultados deseados.

Visualización de datos e informes: Utilizar técnicas de visualización de datos, como tablas, gráficos y cuadros de mando, para presentar los resultados de los KPI de forma clara y concisa. Las representaciones visuales facilitan la interpretación de las tendencias de los datos y ayudan a comunicar eficazmente los conocimientos a las partes interesadas.

Al emplear estas técnicas de interpretación y análisis, las organizaciones pueden aprovechar los KPI de mantenimiento como potentes herramientas para impulsar la mejora continua, optimizar los procesos de mantenimiento y, en última instancia, mejorar el rendimiento y la fiabilidad operativos.

Descubra los servicios de consultoría de gestión del mantenimiento de ManWinWin

Implementación

La consultoría de implementación es el componente que convierte un buen software en una buena solución.

Capacitación

La capacitación es el componente que consolida y sustenta la solución en el cliente.

maintenance management software

¿Quiere saber cómo puede ayudarle el software de gestión de mantenimiento de CMMS más experimentado del mundo?

5. Aplicación e implementación

La aplicación eficaz de los KPI de mantenimiento en las organizaciones requiere una planificación cuidadosa, la alineación con los objetivos estratégicos y el compromiso de las partes interesadas a todos los niveles. A continuación se presentan consideraciones y pasos clave para la aplicación práctica y la implementación de los KPI de mantenimiento:

Alineación estratégica: Asegúrese de que los KPI de mantenimiento estén alineados con las metas y objetivos de la organización. Identifique las áreas clave de interés, como la mejora de la fiabilidad de los activos, la reducción del tiempo de inactividad o la optimización de los costes de mantenimiento, y seleccione los KPI que contribuyan directamente a la consecución de estas prioridades estratégicas.

Selección de KPI relevantes: Elija KPI de mantenimiento que sean relevantes para las necesidades específicas de la organización, los estándares de la industria y el contexto operativo. Tenga en cuenta factores como el tipo de activos, los procesos de mantenimiento, los requisitos reglamentarios y las métricas de rendimiento más importantes para medir y gestionar eficazmente el rendimiento del mantenimiento.

Establecer objetivos SMART: Definir objetivos específicos, medibles, alcanzables, pertinentes y sujetos a plazos (SMART) para cada KPI de mantenimiento. Establezca puntos de referencia realistas basados en el rendimiento histórico, los puntos de referencia del sector o las mejores prácticas, y fije expectativas claras de mejora del rendimiento a lo largo del tiempo.

Recogida y medición de datos: Establecer procesos y sistemas sólidos de recopilación de datos para capturar los datos relevantes para calcular con precisión los KPI de mantenimiento. Implantar procedimientos para recopilar datos de diversas fuentes, como software de gestión del mantenimiento, sensores de equipos, sistemas de órdenes de trabajo y registros manuales, y garantizar la integridad, coherencia y exhaustividad de los datos.

Supervisión y elaboración de informes: Implantar mecanismos para supervisar e informar periódicamente sobre los KPI de mantenimiento. Desarrollar cuadros de mando, informes o cuadros de mando para realizar un seguimiento del rendimiento de los KPI en tiempo real o a intervalos predefinidos, y difundir la información a las partes interesadas pertinentes, incluidos los gestores de mantenimiento, los operarios y la alta dirección.

Cultura de mejora continua: Fomentar una cultura de mejora continua utilizando los KPI de mantenimiento como base para identificar oportunidades, aplicar medidas correctivas e impulsar mejoras del rendimiento. Fomentar la colaboración y la comunicación entre los equipos de mantenimiento para compartir las mejores prácticas, las lecciones aprendidas y las historias de éxito relacionadas con el logro de los KPI.

Formación y desarrollo: Proporcionar oportunidades de formación y desarrollo al personal implicado en las actividades de mantenimiento para que conozca y comprenda los KPI de mantenimiento, las técnicas de medición y las estrategias de mejora del rendimiento. Capacitar a los empleados con las habilidades y conocimientos necesarios para interpretar los resultados de los KPI, identificar las causas de los problemas de rendimiento y aplicar medidas correctivas de manera eficaz.

Revisión y adaptación: Revisar periódicamente el rendimiento de los KPI de mantenimiento con respecto a los objetivos establecidos, analizar las tendencias y evaluar la eficacia de las iniciativas de mejora. Identificar las áreas que deben perfeccionarse o ajustarse y adaptar los KPI, los objetivos o las estrategias según sea necesario para abordar los cambios en los requisitos empresariales, los avances tecnológicos o la dinámica del mercado.

Implantación de ManWinWin para mejorar la gestión de los indicadores clave de rendimiento

ManWinWin ofrece un conjunto de características y funcionalidades diseñadas para ayudar a las organizaciones a realizar un seguimiento eficaz, analizar y optimizar los KPI de mantenimiento. Con su interfaz fácil de usar y sus cuadros de mando personalizables, ManWinWin proporciona a los gestores de mantenimiento visibilidad en tiempo real de las métricas clave de rendimiento, lo que les permite tomar decisiones informadas e impulsar iniciativas de mejora continua.

Una de las principales formas en que ManWinWin facilita una mejor gestión de los KPI de mantenimiento es a través de sus sólidas capacidades de recopilación y análisis de datos. El software permite a los usuarios capturar una amplia gama de datos relacionados con el mantenimiento, incluidos los tiempos de inactividad de los equipos, los tiempos de reparación, los costes de mantenimiento y las métricas de fiabilidad de los activos. Al centralizar estos datos en la plataforma ManWinWin, las organizaciones pueden obtener información valiosa sobre las tendencias de rendimiento del mantenimiento, identificar áreas de mejora y realizar un seguimiento del progreso hacia los objetivos de los KPI.

La calculadora de KPI personalizable de ManWinWin permite a los usuarios adaptar sus métricas de rendimiento de mantenimiento con precisión a sus necesidades organizativas. Esta innovadora función permite a los usuarios crear un número ilimitado de KPI basados en parámetros reales de mantenimiento, como costes, órdenes de trabajo u horas-hombre. Al ofrecer flexibilidad y adaptabilidad, esta herramienta permite a las organizaciones seguir y medir las métricas que más les importan, alineándose con sus objetivos y prioridades de mantenimiento únicos.

La calculadora de KPI de ManWinWin ofrece a los usuarios una interfaz fácil de usar, que facilita la definición y configuración de KPI personalizados según requisitos específicos. Tanto si las organizaciones priorizan la reducción de costes, la mejora de la eficiencia de las órdenes de trabajo o la optimización de la utilización de la mano de obra, la calculadora les permite crear KPI que reflejen directamente estos objetivos.

ManWinWin KPI permite a los usuarios supervisar las tendencias de rendimiento, identificar áreas de mejora e impulsar los esfuerzos de optimización continua. Al proporcionar información sobre la eficiencia, eficacia y rentabilidad del mantenimiento, las organizaciones pueden identificar oportunidades para mejorar el rendimiento operativo y maximizar la fiabilidad de los activos.

En general, la calculadora de KPI personalizable de ManWinWin representa una poderosa herramienta para las organizaciones que buscan elevar sus prácticas de gestión de mantenimiento. Al permitir a los usuarios crear y realizar un seguimiento ilimitado de KPI basados en parámetros reales de mantenimiento, ManWinWin permite a las organizaciones adaptar sus métricas de rendimiento a sus necesidades únicas, impulsando mejoras y ofreciendo resultados empresariales tangibles.

¡Únase a ManWinWin Software, la empresa más experimentada del mundo en CMMS!

Elija una mejor manera de administrar su mantenimiento